Sermón: Jonás

Jonás

La gloria de Dios es para todas las naciones

Introducción: Había una vez, un niño desobediente se salió en su trici del lugar que sus papás le habían designado.

¿Por qué hacemos panorama bíblico?

  • Es la historia que Dios escribió en toda la Biblia.
  • Es para conocer cada libro.
  • Es porque hay que responder al mensaje: No digo “sentir el mensaje” sino “Responder al mensaje” específicamente por el libro de Jonás…veremos que no es suficiente “sentir” ni menos “saber” sino que hay que responder.

Jonás es nuestro 5º de 12 profetas y uno de los tempranos. Vivía más o menos por el año 770 a.C., más o menos en un periodo de declive de Asiria.

Pero, hoy quiero que escuchemos la historia de Jonás, quiero que escuches y que pienses. Mira, si tienes una pregunta, si algo no te parece entendible, escribe las preguntas. Estoy seguro que el autor del libro (sea Jonás u otro) escribió el libro para provocar preguntas y respuestas. Entonces sé que no es una película, que somos gente visuales, pero traten de escuchar, traten de decir “guau” en las partes raras y traten de hacer preguntas. Porque en fin, el libro TERMINA con una pregunta.

Jonás es una historia corta, 10 minutos para leer, y quiero que la escuchemos todo…

Lee Jonás 1-2

En corto, quiero que veamos que el punto del libro de Jonás es La gloria de Dios es para todos. ¿Tienes un corazón como el suyo?

Capítulo 1: Comanda y Conflicto

Desde el principio surgen preguntas…

  • ¿Por qué quiere Dios destruir a Nínive?

La súper-maldad de Nínive…Ellos conquistaban por el terror. Quitaban la piel de sus víctimas, y la colgaban por las paredes. Empalaban sus prisioneros en postes. Amontonaban las cabezas de la gente de ciudades conquistadas. Eran malvadas…y eran enemigos mortales de Israel, el país que Jonás amaba tanto. ¡Por supuesto merecían que Dios destruyera su capital!

  • ¿Por qué huye Jonás?

Aquí dice, “Jonás se fue…” y creemos, aah, bueno, …. “pero en dirección a Tarsis para huir del Señor.” Entonces, ¿por qué huye Jonás en lugar de ir con gusto a proclamar la destrucción de Nínive?

  • Por sí, ¿dónde estaba Tarsis?

Con investigación completa, he descubierto que Tarsis era el nombre antiguo para ¡“Tlaxcala”! No, pero casi a la mitad. Nadie sabe seguramente, sin embargo, lo más probable era que Tarsis estaba en el suroeste de España, en la costa Atlántica… ¡tan lejos!

  • ¿Por qué “láncenme al mar”?

Yo veo dos posibilidades: 1) Jonás sabía que él fue la causa de la situación grave del barco. Él acepta responsabilidad, sabe su culpa delante de Dios y se sacrifica por todo eso. O 2) prefiere morir antes de regresar y tener que ir a Nínive. O tal vez alguna combinación…

  • ¿Qué del pez grande?

Dios muestra que Él es Señor sobre tierra y mar y todo lo que hay adentro de ellos. Manda un pez grande. Mira, no ha habido falta de fascinación con el pez, ni especulación de qué tipo de pez o de ballena o si es posible o no, o si la historia es real o no. No tenemos que pasar mucho tiempo con la cuestión porque el pez aparece en DOS versículos, nada más. El pez, no es la estrella de la historia. Pero permítanme comentar que 1) no, no sabemos qué tipo de pez o ballena 2) sí es posible y 3) sí, la historia es real…si quieres más evidencias… ¡platiquemos después!

Porque esta historia se trata de Jonás…

Ejemplo de Hitch: “El amor es mi vida” “No, el amor es tu trabajo”

Jonás era profeta. El libro no deja duda comenzando con la expresión “La palabra del Señor vino a Jonás hijo de Amitay” Más de 100 veces en el AT esa expresión empieza un mensaje a Dios a un profeta (D. Alexander, Tyndale OT Commentary, Vol. 26, 108).  Jonás era profeta.

A veces se dice que Jonás se quería escapar de Dios, pero eso no puede ser, porque mira su respuesta a las preguntas de los marineros: “Soy hebreo y temo al Señor, Dios del cielo, que hizo el mar y la tierra firme—les respondió.” (1:9) Él sabía que el Dios de Israel, es el único Dios y que es Dios de toda la tierra. No, Jonás no era ignorante y equivocado. Jonás era simplemente rebelde, como el resto de su nación. Tiene sus razones por salir. Pero es interesante, ¿no?, que Jonás SABE la verdad de Dios y no responde. A veces creemos que la gente no sigue a Dios porque no sabe lo suficiente, y si sólo les explicamos más, si sólo les damos más información, va a responder. Pero Jonás era profeta, su trabajo era saber de Dios…y ¿qué hace? Huye. Tal vez Jonás diría “Dios es mi vida” pero vemos aquí que “Dios es tu trabajo.”

Entonces, es muy claro que Jonás sabía mucho de Dios. Pero va a ser muy claro que no entiende el corazón de Dios…

Contraste a Jonás con los marineros…empiecen con terror, unos paganos orando “cada uno a su dios”. Pero terminan en temor del Dios de Israel, orando a Él, pidiéndole perdón, y haciéndole votos y sacrificios. No sé si se unieron a la nación de Israel y se volvieron “buenos creyentes” todos sus días. Pero ellos mostraron “un profundo temor al Señor”. Jonás, nunca en nuestra historia.  Y esta se demuestra en la oración de Jonás en Capítulo 2.

Capítulo 2: “Confesión” y Confianza

  • ¿Dónde está Jonás?

En el pez…no sabemos si su oración, o digamos “salmo” porque se lee mucho como un salmo, no sabemos si es un salmo que él hizo allí mismo, o una canción-oración que tenía memorizada, o qué. Pero Jonás clama a Dios en su desesperación…pero… ¿cómo llegó allí?  Por su rebeldía…y ¿Dios le contestó? ¡Sí!  Mira, es posible que nos metemos en problemas por nuestra propia culpa…pero Dios responde… ¡eso es la misericordia de Dios!

  • ¿Qué hace falta en su oración?

Pero, ven lo que hace falta. Una disculpa, ¿no? Jonás ni confiesa su pecado, ni dice que es su culpa que “las corrientes me envolvían, todas tus ondas y tus olas pasaban sobre mí. Y qué ironía al final cuando dice “Los que siguen a ídolos vanos abandonan el amor de Dios.Yo, en cambio, te ofreceré sacrificios y cánticos de gratitud. Cumpliré las promesas que te hice.” Pero, ¿qué pasó en Capítulo 1? ¿Cómo terminó? Los marineros, los paganos, los que empezaron la tormenta orando a sus dioses…terminan así: “Al ver esto, se apoderó de ellos un profundo temor al Señor, a quien le ofrecieron un sacrificio y le hicieron votos.

Este salmo lee como si Jonás fuera un niño que corre a Dios cuando está en aprietos, pero no quisiera admitir su culpa. Es un poquito como un niño castigado, sentado en la equina diciendo: “¡Estoy sentado por fuera, pero por dentro parado!” Pero Dios, en su misericordia, perdona, salva, y vuelve al plan. Escuchemos…

Lee Jonás 3-4

Capítulo 3: Condenación y Cambio

La segunda vez empieza como la primera vez…pero esta vez, Jonás sí fue a Nínive., un viaje de 30 días.  Nínive era una gran ciudad, no hay tiempo de decir detalles, pero, sí, fue enorme, rico, fuerte y bonita. Y llega Jonás a la capital del país más poderoso del mundo y dice “¡Dentro de cuarenta días Nínive será destruida!” Y…no sé, si llegaras a México predicando así, ¿qué pasaría?  Si llegaras a Washington DC predicando así, ¿qué? Pero en Nínive… ¡los asirios hicieron caso! Se arrepintieron desde los más pequeños a los más grandes. Los nobles, el rey…los animales…todos. Y por ley.  Dios hizo un profeta terco, que NO se arrepintió, para traer arrepentimiento a Nínive. Escucha lo que dice el rey: “¡Quién sabe! Tal vez Dios cambie de parecer, y aplaque el ardor de su ira, y no perezcamos.” Y sabemos por la historia, que en esta época, por 680-650 a.C., Asiria sufría conflictos, inestabilidad, guerras civiles…estaban en un momento para escuchar… Y Dios, “Al ver Dios lo que hicieron, es decir, que se habían convertido de su mal camino, cambió de parecer y no llevó a cabo la destrucción que les había anunciado.” ¡Qué buena historia! ¿No? Todo el corazón de un gran imperio vuelve a Dios. Imagínate, siendo el predicador, qué agrado, qué felicidad…Dios te usó como casi nunca en la historia…estás contento, humilde, pero dando gloria a Dios por lo que Él hizo contigo…pero…no.

Capítulo 4: Queja vs Compasión

Aquí encontramos la razón porque Jonás desobedeció y huyó…odiaba a los ninivitas…no quería que se salvaran…está disgusto.

  • ¿Por qué huyó Jonás?

Esta es la pregunta que no pudimos contestar al principio, pero ahora encontramos la respuesta… “¡Oh Señor! ¿No era esto lo que yo decía cuando todavía estaba en mi tierra? Por eso me anticipé a huir a Tarsis, pues bien sabía que tú eres un Dios bondadoso y compasivo, lento para la ira y lleno de amor, que cambias de parecer y no destruyes.” Esto es…Jonás sabía cómo es Dios…Jonás sabe MUCHO de Dios. Esta viene directamente de Éxodo 34:6. Es lo que dice Dios cuando se revela a Moisés, pasando en frente de Él en el Monte Sinaí: “El Señor, el Señor, Dios clemente y compasivo, lento para la ira y grande en amor y fidelidad, que mantiene su amor hasta mil generaciones después, y que perdona la iniquidad, la rebelión y el pecado” ¿Te parece con lo que dijo Jonás? Jonás sabe muy bien acerca de Dios. Pero no entiende ni tiene el corazón de Dios.

Y si yo soy Dios, me enojo con ese torpe, lento Jonás y lo castigo…pero Dios solo dice “¿Tienes razón de enfurecerte tanto?

Y todo el resto es como una comedia, casi. Jonás sale de Nínive, esperando todavía un show de destrucción. Dios le mando ayuda con una planta para sombra, y luego se le quita…y Jonás se enoja. Otraaaa vezzzz, Dios le hace la pregunta: “¿Tienes razón de enfurecerte tanto por la planta?” y en lugar de humillarse y callarse, Jonás responde como un niño otra vez: “¡Claro que tengo razón!” Sabemos que no, y seguramente Jonás sabía que no. Sólo no quería dar la razón.

Y Dios, al final, muestra que Él es el Dios de todas las naciones. Su gloria, su bondad, su corazón es para todas las naciones. Él se compadece de la gente, aun los más malvados. Termina con una pregunta que queda sin respuesta…no sabemos cómo respondió Jonás. Pero la pregunta es para nosotros.

Porque me da pena admitir que al leer la historia, aunque Jonás no me cae bien…soy como él. Se egoísta, soy nacionalista, me importan más los que me caen bien y los que no son como yo, me cuesta estar con ellos. Me enojo, me frustro con cosas insignificantes, e ignoro lo verdaderamente importante, sé de Dios, y no conozco Su corazón…soy Jonás.  Pero leer el libro y entenderlo me desafía a cambiar. Leer el libro me anima porque sé que si me arrepiento, Dios me perdona. Porque la gloria de Dios es para todos. ¿Tienes un corazón como el suyo?

Aplicación

Cosas que aprender:

  1. Dios es Dios de todas las naciones de la tierra. Es soberano y las ama. Desde los marineros hasta los ninivitas. Desde los idolatras hacia los violentos. Desde los ignorantes hacia los malvados, el corazón de Dios es que todas las naciones conozcan Su gloria y que lo adoren y amen.
  2. Dios nos cambia. Los marineros fueron cambiados, los ninivitas fueron cambiados (hasta con pistas históricas que ALGO pasó) y hasta puede que Jonás fuera cambiado…
  3. No es lo mismo saber de Dios y conocer a Dios. Jonás sabía que Dios era el Dios pero no conoció ni aceptó su corazón.

Cosas que hacer:

  1. No quedarnos iguales. Arrepiéntete, obedece, sométete a Dios.
  2. No quedarnos callados. ¿Con quién te cuesta compartir las buenas noticias de Cristo? ¿Quién te intimida? O ¿te ofende? O dices ¿nunca puede estar bien con Dios….los drogadictos…o los súper religiosos? ¿Los pobres o los ricos? ¿Los flojos que arruinen sus vidas con malas decisiones? …¿podría ser que Dios te está mandando a esa gente?

Nosotros no cambiamos el mundo. No es para nosotros. Y cuando obedecemos no hay garantías. Pero si decimos que somos el pueblo de Dios….tenemos que obedecer.


Want to Leave a Reply?

Edit translation
Machine translation (Google):
Loading...
Copy to editor
or Cancel