Sermón: Zacarías

Zacarías

Dios trabajando

Introducción: ¿En alguna ocasión has hecho un tour de alguna planta? Una vez fui con Daniel a Teotihuacán a visitar un cliente suyo y me mostró la maquinaria, el proceso, y todo. Me quedé fascinado. Todo complicado, todo grande e impresionante…Pero, ¿qué pasaría, después del tour de Daniel, si yo empezara a dar consejos al dueño…Ud está haciendo muy mal aquí…debe hace el cartón más grueso…cambia de almidón a este producto…¿qué derecho o capacidad tendría yo que hacerlo?  Sin un guía como Daniel, yo no tendría la menor idea de lo que están haciendo, y ¿cómo voy a presumir dar indicaciones?

Pues el libro de Zacarías es como un tour en la fábrica de la historia humana. En unos 14 capítulos, Dios abre las puertas de Su planta al profeta Zacarías. Le da 8 visiones y muchos mensajes para el pueblo de Israel. Le muestra algo de su plan para los cautivos que han vuelto a su tierra. Le muestra qué va a hacer con las naciones que les opriman. Le da un mensaje de ánimo que exhorta a la obediencia y dedicación a Dios. Y más que nada, Dios, a través de Zacarías se está comunicando lo siguiente: Dios trabaja a favor de Su pueblo. ¡Confía en Él! ¡Obedécelo!

Contexto histórico:

  • Decimo-primero de los profetas “menores”
  • El cautiverio en babilonio, 586 a.C. hasta 536 a.C. (Ciro)
  • Las dificultades para los pocos que regresaron.
  • Octubre-noviembre 520 a.C. Dios empezó a hablar, junto con Hageo. Pero si el énfasis de Hageo era más en la obediencia de los judíos como vimos con Abelardo la semana pasada, el énfasis de Zacarías es más en el trabajo de Dios. Dios trabaja a favor de Su pueblo. ¡Confía en Él! ¡Obedécelo! Y Zacarías levanta la cortina y muestra a un pueblo desanimado que Dios está trabajando.

Ejemplo: Hay un dicho en inglés que dice que “No preguntes cómo hacen las salchichas” Pero Dios no es así, aunque rápidamente nos damos cuenta que no somos capaces de entender lo que Él está haciendo. Es que hay caballos que van por toda la tierra, cuernos y obreros, un rollo enorme, una mujer en una canasta, arboles brotando aceite…y luego profecías acerca de naciones raras…Zacarías es muy difícil de entender, es muy fácil perderte en esta Planta de Dios…y nuestro tiempo está muy corto. Entonces voy a ver los cuatro temas más importantes…

4 áreas en que Dios está trabajando:

  1. Dios trabaja para estar con Su pueblo.
  2. Dios trabaja para juzgar la maldad.
  3. Dios trabaja para tener un pueblo dedicado a Él.
  4. Dios trabaja para enviar a Su Mesías.

Y quiero ubicarlos brevemente en el libro, ¡para que no piensen que estoy inventando!

  1. Dios trabaja para estar con Su pueblo.
    1. Zacarías 1:3
    2. Por lo tanto, así dice el Señor: “Volveré a compadecerme de Jerusalén. Allí se reconstruirá mi templo, y se extenderá el cordel de medir, afirma el Señor Todopoderoso.” ”(Zacarías 1:16)
    3. Entonces ellos me invocarán / y yo les responderé. / Yo diré: “Ellos son mi pueblo”, / y ellos dirán: “El Señor es nuestro Dios.” ” (Zacarías 13:9)
  2. Dios trabaja para juzgar la maldad.
    1. Entonces ellos se volvieron al Señor, y dijeron: ‘El Señor Todopoderoso nos ha tratado tal y como había resuelto hacerlo: conforme a lo que merecen nuestra conducta y nuestras acciones.’” (Zacarías 1:6)
    2. Zacarías 9:1-8
    3. Zacarías 14:2-3, 12, 17-19)
  3. Dios trabaja para tener un pueblo dedicado a Él. (O sea, Santo)
    1. Así dice el SEÑOR Todopoderoso: ‘Juzguen con verdadera justicia; muestren amor y compasión los unos por los otros. 10 No opriman a las viudas ni a los huérfanos, ni a los extranjeros ni a los pobres. No maquinen el mal en su corazón los unos contra los otros.’”(Zacarías 7:9-10)
    2. Zacarías 3:1-6
    3. Zacarías 14:19-21
  4. Dios trabaja para enviar Su Mesías. (8 profecías del Mesías)
    1. 1: El Retoño que es Siervo (Zacarías 3:8)– (Isa. 11:1; 53:2; Jer. 23:5; 33:15).
    2. 2: El Retoño que renueva el Templo (Zacarías 6:12)
    3. 3: Entrada triunfal (Zacarías 9:9-10)–(Mat. 21:5; Juan 12:15)
    4. 4: treinta monedas de plata (Zac. 11:12-13)–(Mat. 27:3–10; Hech. 1:18, 19)
    5. 5: Traspasado por la lanza (Zacarías 12:10) — (Juan 19:37; Apoc. 1:7)
    6. 6: huida de los discípulos (Zacarías 13:7)–(Mat. 26:31; Mar. 14:27)
    7. 7: El futuro regreso del SEÑOR Jesús (Zacarías 14:4-5)– (Hechos 1:9-12)

Pero quiero enfocarnos en una visión aquí que incluye todos los elementos: Zacarías 3:1-10
Entonces me mostró a Josué, el sumo sacerdote, que estaba de pie ante el ángel del Señor, y a Satanás, que estaba a su mano derecha como parte acusadora. El ángel del Señor le dijo a Satanás:
«¡Que te reprenda el Señor, que ha escogido a Jerusalén!
¡Que el Señor te reprenda, Satanás!
¿Acaso no es este hombre un tizón rescatado del fuego?»
Josué estaba vestido con ropas sucias en presencia del ángel. Así que el ángel les dijo a los que estaban allí, dispuestos a servirle: «¡Quítenle las ropas sucias!» Y a Josué le dijo: «Como puedes ver, ya te he liberado de tu culpa, y ahora voy a vestirte con ropas espléndidas.»
Entonces dije yo: «¡Pónganle también un turbante limpio en la cabeza!» Y le pusieron en la cabeza un turbante limpio, y lo vistieron, mientras el ángel del Señor permanecía de pie. Luego el ángel del Señor le hizo esta advertencia a Josué: «Así dice el Señor Todopoderoso:
»“Si andas en mis caminos y me cumples como sacerdote,
entonces gobernarás mi templo y te harás cargo de mis atrios.
¡Yo te concederé un lugar entre estos que están aquí!

Algunos puntos de interés:

  1. La Culpa. Satanás aquí es Ha Shatan, el acusador, o el procurador. Está acusando a Josué, el sumo sacerdote de Israel, de todos sus pecados. Y tiene la razón, porque Josué está culpable. “Estaba vestido con ropas sucias”. La palabra “sucia” aquí es “cubierto en excremento humano” o en vómito. Está horrible Josué y está delante el Ángel del Señor, que en el AT es la Segunda Persona de la Trinidad, antes de la incarnación. Josué está culpable delante de Dios, como representante de TODA la nación. Y ¿recuerdan lo que es uno de los temas del libro? #2: Juzgar la Maldad. Y, mira lo que dice versículo 9: ¡En un solo día borraré el pecado de esta tierra!” Sí, Josué está en graves problemas.
  2. La Salvación. Pero las otras 3 actividades de Dios se aplican aquí: Dios trabaja para estar con Su pueblo, para tener un pueblo dedicado a Él. Mira: Dios quiere estar con Josué, y por implicación, con el pueblo. Versículos 4-6 “Así que el ángel les dijo a los que estaban allí, dispuestos a servirle: «¡Quítenle las ropas sucias!» Y a Josué le dijo: «Como puedes ver, ya te he liberado de tu culpa, y ahora voy a vestirte con ropas espléndidas.» Entonces dije yo: «¡Pónganle también un turbante limpio en la cabeza!» Y le pusieron en la cabeza un turbante limpio, y lo vistieron” Dios trabaja para limpiar a Josué (y a Israel) para lograr su presencia con Él (“Si andas en mis caminos y me cumples como sacerdote, entonces gobernarás mi templo y te harás cargo de mis atrios. ¡Yo te concederé un lugar entre estos que están aquí!”) Dios en esta historia dio a Zacarías y al pueblo de Israel del año 519 a.C. cómo Él los restauraría, y esa visión es igual lo que hace hoy en día. ¿Recuerdan que leímos 1 Juan 1-2? Jesús es el Ángel defendiendo a Josué—y a nosotros—de las acusaciones.
  3. El Mesías. Esta visión apunta al Mesías. “Escucha, Josué, sumo sacerdote, y que lo oigan tus compañeros, que se sientan en tu presencia y que son un buen presagio: Estoy por traer a mi siervo, estoy por traer al Renuevo. ¡Mira, Josué, la piedra que ante ti he puesto! Hay en ella siete ojos, y en ella pondré una inscripción. ¡En un solo día borraré el pecado de esta tierra!” Este Renuevo, o Retoño es una palabra mesiánico que aparece en varios de los profetas, incluso los más específicos que hablan de Jesús. (Isa. 11:1; 53:2; Jer. 23:5; 33:15).

Entonces, en medio de visiones raras y difíciles de entender, estas cuatros elementos vienen en una sola visión:

  1. Dios trabaja para estar con Su pueblo.
  2. Dios trabaja para juzgar la maldad.
  3. Dios trabaja para tener un pueblo dedicado a Él.
  4. Dios trabaja para enviar a Su Mesías.

Seguramente,  Dios trabaja a favor de Su pueblo.

Conclusión

Ejemplo: Si haces una vuelta en La Real Fábrica de Tapices en Madrid ves un desastre. Hay hilos por todas partes, un desorden completo, nada de belleza….Si la vez desde la perspectiva del hilo. Pero nosotros vemos obras de habilidad increíble, detalladas, de una belleza asombrosa. Así es la vida de nuestra perspectiva y desde la perspectiva de Dios.

¿Qué es posible hacer de una mezcla de hilos? Mira, ¡qué desastre de hilos y confusión! Pero, mira, la belleza del producto final…y Zacarías es una recorrida breve de la Real Fábrica del Universo, y nosotros tenemos la perspectiva de un hilo. Todo lo bueno y lo malo, toda la confusión y hasta la agonía, todas las dudas y los problemas, todas los gozos y victorias, todas las derrotas son hilos y Dios está trabajando por medio de ellos. Zacarías nos da una pequeña vista de eso.

Aquí en Pueblo de Esperanza hay problemas de empleo, de salud, de familias. Hay dudas espirituales, hay cambios en nuestras vidas que no sabemos. Pero el Dios de Zacarías no ha cambiado. Sigue diciendo, Trabajo a favor de mi pueblo. ¡Confía en mí! ¡Obedéceme! Y eso es lo que nos enfrente. ¿Vamos a confiar? ¿Vamos a obedecer?  ¿Vamos a limpiar nuestra vida y dedicarnos a Dios porque creemos lo que dice? Dios en Zacarías te ha dado un tour de su trabajo. Y Él ya cumplió varios de esos “proyectos” cuando vino Jesús. Pero escucha la vista anticipada de lo que está haciendo ahora: “22 No vi ningún templo en la ciudad, porque el Señor Dios Todopoderoso y el Cordero son su templo. 23 La ciudad no necesita ni sol ni luna que la alumbren, porque la gloria de Dios la ilumina, y el Cordero es su lumbrera. 24 Las naciones caminarán a la luz de la ciudad, y los reyes de la tierra le entregarán sus espléndidas riquezas. 25 Sus puertas estarán abiertas todo el día, pues allí no habrá noche. …  Luego el ángel me mostró un río de agua de vida, claro como el cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero, y corría por el centro de la calle principal de la ciudad. A cada lado del río estaba el árbol de la vida, que produce doce cosechas al año, una por mes; y las hojas del árbol son para la salud de las naciones. Ya no habrá maldición. El trono de Dios y del Cordero estará en la ciudad. Sus siervos lo adorarán; lo verán cara a cara, y llevarán su nombre en la frente. Ya no habrá noche; no necesitarán luz de lámpara ni de sol, porque el Señor Dios los alumbrará.” (Apocalipsis 21:22-25; 22:1-4) Algo más allá de nuestra capacidad de imaginar. Por el sacrificio y la victoria de Cristo, Dios trabaja a favor de su pueblo. ¿Confías? ¿Obedecerás?


Want to Leave a Reply?

Edit translation
Machine translation (Google):
Loading...
Copy to editor
or Cancel