Sermón: Sofonías

Sofonías

Refugio en la Tormenta

 Introducción: ¿Cuál ha sido el mejor día de tu vida? (niños) …ahora, ¿cuál ha sido el peor día de tu vida? ¿Qué pasaría si se mezclaran?  Everest: 1996 15 personas murieron en una tormenta en el Monte Everest…¿vez que suber el Everest podría ser el mejor y peor …y el último día de tu vida a la vez?  Porque imagínate que estás allí en la cumbre como a la 1 de la tarde, todo espectacular… y volteas y … aquí viene una tormenta…tienes que bajar antes de la tormenta porque estar afuera en una tormenta arriba de los 8000 metros…eso es fatal.

Sofonías es un hombre gritando al mundo: ¡viene una tormenta! ¡Busca un refugio!

Eso realmente es el tema de su libro: El juicio de Dios viene…busca refugio en Él. Él vivía en los últimos días de Judá, y esa tormenta venía, como vimos la semana pasada en Habacuc, en forma de los babilonios. Su libro es el noveno de los 12 profetas y es el último que veremos ANTES del cautiverio de Judá en el año 586 a.C.  Para entender la tormenta que venía, creo que vale la pena estudiar un poquito de la historia de los tiempos de Sofonías.

Sofonías: Información del Libro

  • Sofonías era de la familia real.
    • Rey Ezequías-Amarías-Guedalías-Cusi-Sofonias (Sofonías 1:1) Es probable que era bisnieto del Rey buen, Ezequías. Venía de una familia de privilegio. Vale mencionar en lo malo que veremos, que Dios usa a todos, incluso a los ricos y bien educados. Hemos visto muchos ejemplos de los humildes pastores o granjeros que Dios ha usado…pero vale la pena observar que Dios usa a todos.
    • Nombre significa: Dios lo ha escondido. Y eso va a ser significante como veremos.
  • Profetas contemporáneos: Habacuc, Nahúm, Jeremías, Ezequiel…
    • Sofonías era parte de un nuevo grupo de profetas hablando mensajes de Dios después de 50-70 años de silencio. Llegaron a un momento clave y Dios estaba listo a hablar de nuevo.
    • Sería padre explorar varias conexiones en Sofonías con Habacuc, con Jeremías, con Joel, pero no hay tiempo. Sólo vale decir que a pesar de ser hombres diferentes en tiempos diferentes se ve la mano del mismo Dios con el mismo mensaje en ellos.
    • En particular, Habacuc y Joel mencionan el Día del Señor…¿qué es? Veremos…
  • Manasés, rey malvado (697 a.C.-642 a.C.)
    • Viendo el contexto de los tiempos de Sofonías, el rey Manasés era el rey que más tiempo reinó sobre Judá. De hecho reinó más tiempo que David o Salomón, o cualquier otro de los 39 reyes de Judá e Israel: 55 años. YYyyyyyyy…era por mucho el rey más malvado, más rebelde contra Dios de todos. “fue tanta la sangre inocente que derramó en Jerusalén, que la llenó de extremo a extremo.” Y a pesar de la valentía y fe que había mostrado su padre Ezequías (bisabuelo de Sofonías) resistiendo a los asirios, Manasés se sometió a ellos y hasta adoptó sus dioses y los puso en el Templo de Dios. Manasés es quien más juntó la ira de Dios contra Judá unos años antes de Sofonías.
  • Josías, el buen rey (640-609 a.C.; 2 Reyes 22:1-2)
    • Bueno, el nieto de Manasés fue Josías. Josías fue entre los 3 mejores reyes en la historia de Israel, después de David, y entre él y su bisabuelo, Ezequías. Reinó 31 años, aprovechó la debilidad de Asiria para extender el reino de Judá, y él siguió a Dios… “Los hechos de Josías fueron rectos a los ojos del Señor, pues siguió en todo la conducta de David, su antepasado, sin desviarse de ella en nada.” (2 Reyes 22:2)
    • Josías es más importante porque en el año 18 de su reinado, hizo una reforma, empezando con una restauración del Templo de Dios, quitando los ídolos y altares paganos que había puesto su abuelo el malvado Manasés. Y algo interesante pasó, escuchen. “También informó Safán al rey de que el sacerdote Hilquías le había entregado un libro, y lo leyó Safán al rey. 11 Al escuchar el rey lo que decía el libro de la ley, se rasgó la ropa,12 y en seguida ordenó a Hilquías, a Ahicam, hijo de Safán, a Acbor, hijo de Micaías, a Safán, el cronista, y a Asaías, oficial del rey: 13 —Id a consultar al Señor, por mí, por el pueblo y por todo Judá, acerca del contenido de este libro que se ha encontrado; pues el Señor debe estar muy furioso contra nosotros, ya que nuestros antepasados no prestaron atención a lo que dice este libro ni pusieron en práctica todo lo que está escrito en él.” (2 Reyes 22:10-13) Y Josías siguió la Ley de Dios con todo su corazón, hasta ir al norte y destruir los altares de dioses falsos que habían estado allá por casi 4 siglos. “En cuanto a todos los edificios de los santuarios paganos que había en Samaria y que los reyes de Israel habían construido provocando la ira del Señor, Josías los eliminó, e hizo con ellos lo mismo que había hecho en Betel.” (2 Reyes 23:19). Josías era muy buen rey, y fiel al Señor…pero…la tormenta venía y aun la bondad de Josías no podía detenerla…
    • Su reforma no pudo evitar la maldad del pasado. Esto es lo que le dice Dios cuando descubren de nuevo el libro de la Ley: “Esta es la respuesta del Señor, Dios de Israel: ‘Decid a la persona que os ha enviado a consultarme 16 que yo, el Señor, digo: Voy a acarrear un desastre sobre este lugar y sobre sus habitantes, conforme a todo lo anunciado en el libro que ha leído el rey de Judá. 17 Pues me han abandonado y han quemado incienso a otros dioses, provocando mi irritación con todas sus prácticas; por eso se ha encendido mi ira contra este lugar, y no se apagará. 18 Pero decid también al rey de Judá, que os ha enviado a consultar al Señor, que el Señor, el Dios de Israel, dice: Por haber prestado atención a lo que has oído, 19 y porque te has conmovido y sometido a mí al escuchar mi declaración contra este lugar y sus habitantes, que serán arrasados y malditos, y por haberte rasgado la ropa y haber llorado delante de mí, yo también te he escuchado. Yo, el Señor, te lo digo. 20 Por lo tanto, te concederé morir en paz y reunirte con tus antepasados sin que llegues a ver el desastre que voy a acarrear sobre este lugar.’”(2 Reyes 22:15-20) En otras palabras: Josías, no puedes prevenir esta tormenta que viene, pero te voy a guardar.

Y en este tiempo, durante los días de Josías, Sofonías está predicando de esta tormenta…

El Día del Señor para juicio (Sofonías 1:2-3:8)

En el AT, la tormenta se conoce como “El Día del Señor”.  En la Biblia cuando se habla del Día del Señor, puede referir a un periodo de tiempo o un día. Puede hablar de desastres o de guerras, de cosas naturales o de la intervención de Dios en la historia. Pero básicamente, el Día del Señor es una tormenta, un momento para que Dios diga a la humanidad: ¡ALTO! Yo soy Dios y yo vengo a imponer mi juicio, mi opinión, mi mano sobre todo lo que están haciendo. Y aunque los desastres que pasaron con Judá con los babilonios y otros eventos a veces son como un día del Señor, EL DÍA DEL SEÑOR todavía es porvenir, el final de la historia. Entonces, Sofonías está describiendo el Día del Señor y a veces suena como algo de sus tiempos, cuando Dios dice ¡BASTA YA! Y Judá paga toda la maldad de Manasés y sus seguidores. Pero en otros momentos es algo mucho más grande…el final de la historia…Entonces, pedí a varios que leyeran versículos para entender el mensaje de Sofonías…Esta es el Día del Señor para juicio, una tormenta terrible cuando estamos expuestos en la cumbre de Everest…

  • ¿Quíen está juzgado?
    • Es para toda la tierra
    • Es para el pueblo de Dios (Judá)
    • Es para todas las naciones

Quiero que escuchemos el porqué del Día del Señor. Mayormente Sofonías describe los pecados de su mundo…pero ¿no serán los nuestros también?  Vamos a leer estos…

  • ¿Por qué?
    • Es porque: la idolatría (Sofonías 1:4-6)
    • Es porque: la violencia (Sofonías 1:9)
    • Es porque: la codicia (Sofonías 1:11)
    • Es porque: la apatía (Sofonías 1:12)
    • Es porque: la burla a Dios (Sofonías 2:8-10)
    • Es porque: el orgullo (Sofonías 2:15)
    • Es porque: la rebelión (Sofonías 3:1)
    • Es porque: corazón duro (Sofonías 3:2)
    • Es porque: líderes impíos (Sofonías 3:3-5)
    • Es porque: la corrupción (Sofonías 3:7)
  • ¿Qué hacer en medio del juicio?Pero en esta tormenta horrible, hay una esperanza: “Humíllate hasta el polvo, nación desvergonzada; hazlo antes que se cumpla lo que he determinado y ese día se desvanezca como la brizna, antes que caiga sobre ti la ira ardiente del Señor, antes que venga sobre ti el día de la ira del Señor. Busquen al Señor, todos los humildes de la tierra, los que han puesto en práctica sus normas. Busquen la justicia, busquen la humildad; tal vez encontrarán refugio en el día de la ira del Señor.”Sofonías nos dice 2 respuestas para la salvación en medio de la tormenta del Día del Señor para juzgar:
    • Humillarte …. ¡pronto! (Sofonías 2:1-2)
    • Buscar al Señor (Sofonías 2:3)

Como una casa de campaña que dé refugio a los 8000 metros en el Everest, encontramos esto. Seríamos nosotros como alpinistas desesperados, sin esperanza, y de repente…vemos esa casa alumbrada a 20 metros…estamos a salvo. Eso es lo que está ofreciendo Dios en medio de la tormenta. Humíllate, búscame y viviréis, como Daniel predicó en Amos. Dios no juzga sin que haya salvación. Y por eso el Día del Señor es también el mejor día. Porque si al final de la historia Dios juzgará, también sanará.

El Día del Señor para sanar (Sofonías 3:9-20)

  • ¿Quién lo recibe?

¡Mira! Los que son sujetos al juicio, también son recipientes de la sanidad:

  • Todas las naciones (Sofonías 3:9)
  • El pueblo de Dios, Israel (Sofonías 3:12-14)
  • Jerusalén (Sofonías 3:16)

El plan de Dios de salvación es para todo el mundo.

  • ¿Cómo será? Escuchemos más versículos:
    • Purificación (Sofonías 3:9)
    • Adoración (Sofonías 3:10)
    • Humildad (Sofonías 3:11-12)
    • Verdad (Sofonías 3:13)
    • Seguridad (Sofonías 3:13)
    • Alegría (Sofonías 3:14, 18)
    • Sin miedo (Sofonías 3:16)

Ejemplo: En el alpinismo, la zona arriba de los 8,000 metros se conoce como la Zona de la Muerte. Es porque no hay suficiente oxígeno, aire para que un ser humano sobreviva. El cuerpo humano, aun de los más fuertes, se deteriora y empieza a morir. ¿Qué es la solución? ¡Bajar a dónde hay más oxígeno! Estas palabras son como oxígeno a un alpinista desoxigenado.

  • ¿Por qué?

Escuchen al final: 15 El Señor te ha levantado el castigo, ha puesto en retirada a tus enemigos. El Señor, rey de Israel, está en medio de ti: nunca más temerás mal alguno. 16 Aquel día le dirán a Jerusalén: ‘No temas, Sión, ni te desanimes, 17 porque el Señor tu Dios está en medio de ti como guerrero victorioso. Se deleitará en ti con gozo, te renovará con su amor, se alegrará por ti con cantos 18 como en los días de fiesta.’ ‘Yo te libraré de las tristezas, que son para ti una carga deshonrosa.19 En aquel tiempo yo mismo me ocuparé de todos los que te oprimen; salvaré a la oveja que cojea y juntaré a la descarriada. Les daré a ustedes fama y renombre en los países donde fueron avergonzados. 20 En aquel tiempo yo los traeré, en aquel tiempo los reuniré. Daré a ustedes fama y renombre entre todos los pueblos de la tierra cuando yo los restaure ante sus mismos ojos.’

Veo dos cosas en ese pasaje que dan vida:

  • La presencia del Señor (Sofonías 3:15-20)

Él está con su pueblo.

  • La obra de Dios (Sofonías 3:15-20)

Esta es la salvación que Él obra…

Conclusión:

Nosotros somos en la vida como un alpinista a los 8,848 sobre el Monte Everest y vemos la tormenta. Y Sofonías nos avisa, dice a nosotros como dijo a su pueblo hace 2600 años: ¡Tormenta! ¡El Día del Señor! ¡Toma refugio! Y nuestro refugio es Cristo.  Él es la tienda alumbrada en la tormenta.  Sólo Él nos salva. Ejemplo: Hace 17 años una pareja subió Everest, ella la primera americana de hacerlo sin oxígeno. Pero ella se enfermó en la bajada y fueron separados. Cuando Él llegó a su campamento, se dio cuenta y volvió arriba a buscar y ayudarla. Pero no pudo. Los dos murieron allá arriba. No todo es capaz de salvarnos. Sólo Cristo. Arrepiéntete, humíllate delante de Dios, busca a Dios. Cristo, en Su muerte y Su resurrección es el único refugio en la tormenta del Día de Señor. Sofonías, “quien Dios esconde,” apunta a Él.


Want to Leave a Reply?

Edit translation
Machine translation (Google):
Loading...
Copy to editor
or Cancel